martes, 24 de enero de 2023

ELEVANDO LA MIRADA

La solidaridad, el movimiento a favor de los demás generada por la novedad de Jesús, de Dios con nosotros, además de ayudarnos a mirar en profundidad la realidad personal y social, y ayudarnos a vincularnos con otras personas tanto necesitadas y como otras solidarias, nos empuja a transformar el mundo. La solidaridad nos hace alzar la mirada más allá de los casos individuales de las personas y así alcanzar a ver muchos de los mecanismos que hacen que haya tantas gentes sufrientes. El mundo tal como lo conocemos puede ser de otro modo, se puede organizar de otra forma más justa y misericordiosa. Hay sufrimientos que son imponderables, pero también los hay que se pueden evitar si se ponen los medios para ello, o se organiza la sociedad de otra manera.

Esta mirada más elevada a la cual nos empuja la solidaridad implica trabajar por cambiar la realidad social y política en aspectos tanto globales a nivel mundial y planetario como en otros más particulares a nivel más municipal y del entorno más cercano. Es verdad que esto genera un cierto malestar en bastantes ámbitos sociales y eclesiales, pero la doctrina social de la Iglesia siempre ha afirmado esta dimensión importante de la fe: el trabajo por el cambio hacia una sociedad más justa en atención a los pobres y desheredados del mundo.

Ciertamente la solidaridad cristiana nace de la misericordia que Dios tiene hacia nosotros, pero esta dimensión de nuestra fe tiene implicaciones que nos sacan de nuestros individualismos, nos hacen mirar los mecanismos que hacen que el mundo sea así y nos empujan a trabajar por cambiar hacia otros escenarios más justos y misericordiosos para todos.

En medio de esta sociedad donde parece que las decisiones se dejan solo para los expertos y profesionales de lo político y económico, la solidaridad también me lleva a mirar la sociedad y su marcha con una mirada más elevada de lo individual y particular y trabajar por el cambio de la realidad tanto particular como más global.

Carta de Asís, enero 2023

jueves, 19 de enero de 2023

FRATELLI TUTTI EN IMÁGENES DE ANTONIO OTEIZA

TODOS UNIDOS: Ojalá que tanto dolor no sea inútil, que demos un salto hacia una forma nueva de vida y descubramos definitivamente que nos necesitamos y nos debemos los unos a los otros, para que la humanidad renazca con todos los rostros, todas las manos y todas las voces, más allá de las fronteras que hemos creado. (FT 35)

martes, 17 de enero de 2023

SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS

La Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos de este año tiene como tema un texto tomado del profeta Isaías: «Haz el bien; busca la justicia» (cf. Is 1, 17). Nos ayuda a comprender su sentido saber que los materiales para el Octavario de oración han sido elaborados por el Consejo de Iglesias de Minnesota (Estados Unidos), después de la ejecución extrajudicial del joven afroamericano George Floyd el 25 de mayo de 2020. Este hecho injusto y vergonzoso, que provocó una fuerte reacción social, también apela a la conciencia de los cristianos y nos estimula a trabajar juntos para ser fuente de unidad y reconciliación en el mundo.

ORACIÓN

Dios de todo lo creado, te damos gracias con todo nuestro cuerpo y nuestro corazón por poder presentarnos ante ti para confesar nuestros pecados de injusticia y división.

Estamos reunidos ante ti como familia santa unida en la belleza de la diversidad de tu creación: unos procedentes de pueblos indígenas, otros descendientes de esclavos, otros de esclavizadores, otros migrantes, otros refugiados, pero todos miembros del único cuerpo de Cristo.

Te alabamos porque a través de las aguas vivas del bautismo nuestros pecados, rojos como escarlata, fueron lavados y fuimos sanados, y llegamos a formar parte de nuestra querida comunidad, la familia de Dios. Te damos gracias y te alabamos, Dios creador.

Hacemos este camino juntos, con nuestro corazón en fiesta y nuestros ojos atentos para comprender y entender cada vez mejor aquella sabiduría divina que se hace presente y se transmite en todos los pueblos. Ayúdanos a abrazar la unidad entre nosotros, y haznos tomar conciencia de que somos una única familia reunida por el Espíritu Santo, en medio de tu creación. Amén.

jueves, 12 de enero de 2023

CARPE DIEM

Carpe diem, vivir el momento, es una idea que nos rodea como leitmotiv mediático, traducida en no perderse las oportunidades, en probarlo todo sin preocupación por el futuro.

En este periodo post pandemia, ese vivir el hoy y el ahora, se ha ido materializando también, como consejo bienintencionado en la calidez de charlas entre amigos y familiares.

Buscar la vivencia de cada momento es bueno. Resulta fácil en las experiencias nuevas o en los grandes acontecimientos, pero más complicado es encontrar valor en los gestos de la vida cotidiana, con todo lo que tienen de costumbre y de conocido.

Contemplemos, con tranquilidad, al Dios de la historia, cuyo primer lugar de reposo fue un objeto insignificante: un pesebre. Pensemos también en la larga etapa de Jesús ocupado con su oficio de carpintería. Podemos imaginarlo acariciando suavemente o agarrando con fuerza los troncos de madera, distintos según el árbol del que procedieran, con su olor, su color, su grosor.

Pensar en las conversaciones con su padre, tratando de decidir los cortes y los ensambles, la utilización de las herramientas; probando soluciones, equivocándose y acertando. Un día tras otro. Y acompañando su quehacer, Dios presente y a la vez escondido.

CVX Valladolid