jueves, 23 de mayo de 2024

ORACIÓN COMUNITARIA DE MAYO

Haz clic en la imagen para acceder a la oración comunitaria para este mes.

martes, 21 de mayo de 2024

EXHALÓ SU ALIENTO

En toda la Biblia solamente se dice que alguien sopla en dos textos: cuando Dios crea a la persona, sopla en su nariz para infundirle la respiración y cuando Jesús sopla sobre sus discípulos para decirles: ánimo, la cruz ha sido un desastre pero seguís teniendo alma, no os acobardéis, el mundo sigue siendo vuestra casa.

Es que, por muchas razones, el desaliento atenaza nuestras vidas, el desánimo hiela nuestros adentros y convierte la vida en un secarral. Y decimos que todo está mal, que no tenemos remedio, que somos un país cainita, que nunca llegaremos a entendernos. Sálvese, pues, quien pueda. ¿Cómo sembrar ánimo y no hacer parte del coro de quienes solamente saben lamentarse?
  • Hay muchas cosas que están bien: constantemente leemos en el periódico el agradecimiento de las personas a los servicios públicos, a la sanidad, a la docencia. Hay muchas gentes en este país que siembran el bien a manos llenas. Creámoslo, mirémoslo.
  • Podemos entendernos: no es fácil. Pero somos humanos y todos tenemos un corazón que late. Si somos pacientes, si damos el brazo a torcer, si nos ponemos en el lugar del otro encontraremos cauces de convivencia. Creámoslo, pensémoslo, hablémoslo.
  • Seguimos teniendo un alma: hoy no se habla mucho del alma, pero sigue estando ahí. Por eso mismo, seguimos siendo valiosos, seguimos teniendo dignidad, aunque como tierras de Gaza y en otros muchos lugares haya quien atropella las almas y arruina los cuerpos.

La inefable y admirada por muchos Gloria Fuertes decía: “A mí solo me erotiza la gente buena”. Eso significa que estás de parte de la gente buena, que crees en el bien, que no te das por derrotado ante la avalancha del mal.

Fidel Aizpurúa, capuchino

viernes, 17 de mayo de 2024

MIRA QUE TE MIRA

No hay mejor mirada que la de una madre a un hijo, no hay mirada más tierna que la de un hijo a una madre. ¡Cuántas cosas se dirían Jesús y María con tan solo una mirada!