jueves, 11 de agosto de 2022

SANTA CLARA DE ASÍS

Recordamos, en el día de su fiesta,  las mismas palabras de bendición que santa Clara compuso para sus hermanas y que muestran toda la ternura de su maternidad espiritual: «Os bendigo en vida y después de mi muerte, como puedo y más de cuanto puedo, con todas las bendiciones con las que el Padre de las misericordias bendice y bendecirá en el cielo y en la tierra a sus hijos e hijas, y con las que un padre y una madre espiritual bendicen y bendecirán a sus hijos e hijas espirituales. Amén»

viernes, 5 de agosto de 2022

SEGUNDA TANDA DE URBASA

Ninguno de vosotros había estado en una tanda de Urbasa. Era un riesgo para todos, para los animadores porque no teníais referentes y para vosotros que os lanzabais a la piscina. Pero Urbasa nunca defrauda y las despedidas llenas de abrazos, emoción, lágrimas y muchísimas sonrisas demostraron que la Vida que se respira en Urbasa tiene algo de mágico, tiene algo de Dios.

jueves, 4 de agosto de 2022

PRIMERA TANDA DE URBASA

Queríamos volver a vivir Urbasa. Lo echábamos de menos. ¡Y ha superado las expectativas! Paseos (travesía), comidas, piscina, talleres, juegos, acertijos-fotos, veladas, oraciones: todo ha estado lleno de Vida, lleno de Dios. Y sobre todo volver a sacar lo mejor de nosotros mismos y demostrar que otra forma de vida es posible. Nos encanta juntarnos, querernos y abrazarnos así. Habrá que seguir intentándolo más allá de la puerta roja también. Un abrazo para todos los que habéis estado allí.

viernes, 1 de julio de 2022

TIEMPO DE VERANO

Dios, que nos ama y desea nuestro bien, quiere que aprovechemos las oportunidades de descansar y coger fuerzas, de cambiar el chip y gozarnos de la existencia en el sentido más pleno de la palabra. Si no es posible por las circunstancias, al menos llenarnos de todo el bien que nos rodea que no nos fijamos durante el resto del año. Démonos una oportunidad, confiemos. Y para comenzar con la mejor actitud, hagamos una oración del siguiente poema de Ángel Moreno:

Tiempo de verano
Amigo, amiga:
La naturaleza te espera
para aliviarte de tu trabajo.
Si caminas, escucha tus pasos,
observa tu sombra que se alarga
y gustarás el acompañamiento
más íntimo y consciente.
Agradece la brisa, el viento suave,
el agua refrescante, el azul del cielo.
No avances los días sin mirada
a lo que permanece y te espera:
No pierdas la ocasión de escuchar
el gemido interno, la moción de paz,
la soledad sonora y anchurosa.
Atrévete a rezar aunque sea un poco.
Lee, descansa, déjate querer.
Oye el murmullo de las olas,
y quizá el bramido del mar.
Contempla, calla, admira,
Observa, cada instante encierra
el posible beso invisible del Amor más grande.

Gabriel Mª Otalora