martes, 27 de septiembre de 2022

ENSANCHANDO LA MIRADA

Nuestro compromiso por los demás lo hemos entendido muchas veces como mero compromiso individual. En esta sociedad donde lo primero y lo último es uno mismo y sus cosas, donde cada cual se entiende individualmente, también la solidaridad se vive desde uno mismo, independientemente de los demás. Las realidades sufrientes que me llegan me piden ser generoso con los necesitados. Así, la solidaridad se vive como dimensión netamente individual.

Sin embargo, la solidaridad tiende en su misma dinámica a la vinculación con otras personas. Esta vinculación se da con las personas que requieren de mi generosidad como con las personas que también se entregan hacia los demás. “Nadie se salva solo” decía el Papa Francisco. El movimiento de solidaridad que nace de nuestra fe y de la conciencia de nuestra humanidad nos lleva a hacer alianzas, a confiar en otras personas, a acercarnos a otros hombres y mujeres hasta vivir una especie de comunidad.

La solidaridad tiene en su origen y en su meta personas vinculadas, ligadas por las situaciones de sufrimiento y limitación, y por la necesidad de trabajar juntos por un mundo mejor y más fraterno. Cuando me acerco a personas que me necesitan me encuentro comprometido, ligado a ellas; y también a otras personas movidas por la misma dinámica que la mía. Las primeras ya no serán hombres y mujeres necesitadas sino personas con rostro humano, únicas, irrepetibles. Otras ya no serán individuos solidarios, sino personas con rostro humano, únicas, irrepetibles. Y con todas ellas quedaré vinculado en adelante. No será solamente la necesidad de los demás la que me mueva, sino las personas mismas que ya en adelante no serán ajenas a mí.

En medio de esta sociedad de personas desvinculadas unas a otras, la solidaridad me liga a los demás y me hace buscar y trabajar por un mundo más vinculado, comunitario, fraterno. La solidaridad me ensancha el horizonte humano, me ensancha en las relaciones y en la mirada a los demás.

Carta de Asís, septiembre 2022

sábado, 24 de septiembre de 2022

TIEMPO DE LA CREACIÓN 2022

A través de las explicaciones de la arquitecta Chiara Curti, este video desvela la preocupación de Gaudí por el cuidado de la creación. La obra hace que la Sagrada Familia hable de la idea que Gaudí tenía de la naturaleza y de cómo veía al ser humano dentro de ella.

jueves, 22 de septiembre de 2022

HUMANO, MÁS HUMANO

Los Ministros Generales de las tres órdenes franciscanas (OFM, OFM conventuales y OFM capuchinos), junto con el Ministro General de la Tercera Orden Regular (TOR) y de la Orden Franciscana Seglar (OFS) mandaron una carta a los hermanos de la Primera Orden, a las hermanas Clarisas, a los hermanos de la OFS-Jufra y a los de la TOR para animarnos a participar en el Octavo Centenario de varios acontecimientos importantes de la vida de Francisco de Asís. En el año 2023 nos proponen recordar la Regla y la Navidad de Greccio.

Por eso, desde todas los ámbitos pastorales de la Provincia capuchina de España, nos unimos en el curso 2022-2023 a celebrar la encarnación de Jesús como lo hizo Francisco de Asís en el año 1223 en Greccio. Y lo hacemos con el lema “Humano, más humano”.

En la pestaña correspondiente encontrareis todo el material que hemos preparado. Un saludo de paz y bien.
La comisión de Pastoral Juvenil

martes, 13 de septiembre de 2022